viernes, 3 de julio de 2009

Pensamientos de un padre ( poesía)









PENSAMIENTOS DE UN PADRE

Un hijo tengo en mi eterna primavera
Sueño por él, sufro y gracias doy
No entiendo la vida sin él, por él, para él
Siempre él .

Él es, centro del universo
Él es, centro de mi vida
Él es, centro de la tierra
Todo gira en él y por él
es el centro de mis días

Llena los otoños de esperanzas
Los inviernos de calor
la primavera, los campos en flor
¿Puede haber mayor encanto
que tener un hijo,
que juega con objetos ficticios?
¿Que lanza dardos de amor
O se defiende con rodelas de oro?
Sus manos y su pulso son de gladiador
Embiste todo ser pérfido
Con lanza de fuego y temple de hierro.

Para defenderme de los enemigos
Lo hace con la mayor destreza
Rompiendo muros y saltando arroyos
Gritando con su voz de niño

Nada teme y ¡cuidado con su cólera!
Es capaz de cerrarte las puertas del cielo
O abrirlas de par en par
¡Vete a saber! ¡Dios, está con él!

Si eres de su bando o estas en contra
No dudes, mejor tenerlo de amigo
O vete al infierno para no salir jamás
Pues tal aventura puede hacer
Que reniegues de haber nacido

Es atrevido cruzando los mares
Temido en el mundo entero
Por ser un pirata desalmado
Dentro de un tierno corazón

Se enamora de quien sabe que doncella
de amores perdido siempre va
caballero como ninguno
con una flor en su mano
con un beso y una sonrisa
a todas en suspiro las deja

Este es el hijo de mis aventuras
Dulce, tierno, franco y valiente
Que transforma mi vida
Quizás es lo único que me dio
siendo mucho el milagro del día


Bendita la mujer que supo abrir
Los pétalos de su amor
Para convertirlos en fuente de vida
fuente de vida y fuente de esperanza
en el amor está el milagro del día.